Amcham espera que Ley Nica Act no se apruebe o que sea menos dañina

0

Mediadores del gobierno pretenden que Ley Nica Ac no sea aprobada y de ser así, conseguir que no sea tan severa

200 años de salir adelante con optimismo

Álvaro Rodríguez, Presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM), expresó sentirse con fe y esperanza de que el equipo de mediadores del gobierno y del sector privado consiga que no sea aprobada la Ley Nica Act en la Cámara Baja de Relaciones Exteriores del Congreso de Estados Unidos o al menos conseguir no sea tan severa.

Rodríguez manifestó “obviamente brinda cierta tranquilidad y seguimos confiando y esperamos de que esta iniciativa de ley no pase, porque vendría afectar al pueblo de Nicaragua», mencionó.

También dijo que AMCHAM se opone rotundamente a una ley que venga a dañar la economía nicaragüense.

Gobierno en problemas económicos

Se estima gran parte de la ayuda que viene de Estados Unidos hacia Nicaragua no proviene por parte del Gobierno, sino para la Sociedad Civil y los organismos multilaterales. Existe la posibilidad que la reducción de la cooperación presupuestaria de Estados Unidos hacia Nicaragua no afecte grandemente, manifestó Rodríguez.

Por otro lado catalogó de positiva la actitud del gobierno al reunirse con la Organización de Estados Americanos (OEA) para dialogar acerca de temas que tienen que ver con las elecciones municipales próximas. Dijo también que el mandatario Daniel Ortega, muestra gran interés de trabajar con esta organización y pueda contar con ellos como observadores.

Leer también: Posible aprobación de Ley Nica Act más cerca: Reglamento avanza

Según el presidente de AMCHAM considera que no es tan significativa, siempre es positiva la ayuda internacional, pero considera que por el momento no es una señal de alerta. Muchas contribuciones de la sociedad civil de EEUU y multilaterales apoyan directamente a sectores de ONG’s en Nicaragua, dijo el empresario.

Se espera que el equipo de mediadores consigan que la Ley Nica Act no se apruebe, lo cual parece imposible debido a que el proceso de aprobación de esta ley avanza a pasos gigantes en el Congreso de los Estados Unidos, haciendo referencias a fuentes ligadas al Congreso.