Ortega envía carta pública reafirmando que la Policía Nacional es Policía Sandinista

0
Opositores sostienen de manera segura que la Policía está resguardando el gobierno del FSLN más que a los ciudadanos
Policía conmemora 41 aniversario, duramente criticada por ciudadanos que la mira protectora del FSLN.
200 años de salir adelante con optimismo

Daniel Ortega nuevamente llamó «Policía Sandinista» a la Policía Nacional en ocasión del 41 aniversario de la fundación de la misma, quitándole con esto 30 años de historia del cuerpo de seguridad civil.

La Policía Nacional en su primer término es apolítica, y fue una de las grandes labores promovidas desde el gobierno de Violeta Barrios de Chamorro, que intentó hacerla una institución civil profesional logrando este nombre.

Ortega habló sobre la historia de 30 años de la entidad al decir: «Esta Policía Nacional es la Policía Sandinista porque representa la continuidad histórica, evolutiva, de instituciones revolucionarias, distinguidas por su vocación, su lealtad, su firmeza, su fidelidad, a los ideales y valores de una patria», dijo a través de una carta pública sobre el aniversario 41 del nacimiento de la entidad.

El proceso comenzado de Doña Violeta fue con el cambio del nombre de Policía Sandinista a Policía Nacional, y lo refuerza el Decreto Presidencial 64-90, publicado en La Gaceta 241 del 14 diciembre 1990.

También puedes leer: El próximo mes de Octubre se sabrá si el MRS dejará de llevar la palabra “Sandinista”

La Ley 228, Ley de la Policía Nacional (publicada en La Gaceta 162 del 28 agosto 1996) establecía a la Policía como «un cuerpo armado de naturaleza civil, profesional, apolítica, apartidista, no deliberante, que se regirá en estricto apego a la Constitución Política de la República, a la que debe respeto y obediencia».

La ley indica que la misión del «único cuerpo policial» de Nicaragua es «proteger la vida, la integridad, la seguridad de las personas y el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos; asimismo es responsable de la prevención y persecución del delito, la preservación del orden público y social interno, velar por el respeto y preservación de los bienes propiedad del Estado y de los particulares, brindar el auxilio necesario al Poder Judicial y a otras autoridades que lo requieran conforme a la Ley para el cumplimiento de sus funciones».

Desde el año 2018 grupos opositores han sostenido que la Policía está en estos momentos, para cuidar los intereses económicos de la familia gobernante del FSLN.