OEA: Elecciones salvadoreñas se realizaron de forma pacífica pese a irregularidades

1
El Departamento de Estado de EE.UU. por su parte aplaudió la participación masiva de los salvadoreños en las elecciones pese a la pandemia de COVID-19 e hizo un llamado a todas los actores políticos del país a trabajar por fortalecer la democracia
Funcionarios electorales cuentan las papeletas después del cierre de los colegios electorales durante los comicios parlamentarios y locales, en San Salvador, el 28 de febrero de 2021.

La Misión de Observación Electoral (MOE) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que visitó El Salvador, en el marco de sus elecciones parlamentarias, emitió un informe preliminar en el que señala que pese a irregularidades y un ambiente de «gran polarización» la jornada electoral fue “pacífica y cívica”.

A través de una nota de prensa emitida por la OEA, la comisión, encabezada por la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal, afirmó que pese al contexto de la pandemia hubo una “alta participación ciudadana”, que superó la registrada en procesos electorales anteriores.

Entre algunos de los señalamientos hechos por la misión están que las elecciones se realizaron en un “contexto de gran polarización y enfrentamiento entre las principales figuras políticas e institucionales del país, en el que existieron ataques y señalamientos de desconfianza en la autoridad electoral”.

De acuerdo con la misión, las denuncias apuntaban, principalmente, a la falta de confianza y poca efectividad del sistema informático con el que se realiza el escrutinio preliminar y la transmisión de resultados, el que según la misión “funcionó de forma aceptable a pesar de sus múltiples componentes”.

Otros señalamientos se centraron en la inequidad de recursos para la contienda, agravada por la falta de entrega del anticipo de la deuda política que por ley debían recibir los partidos políticos para la campaña electoral.

El informe también resalta el irrespeto a las leyes electorales tanto por parte de la Administración del presidente Nayib Bukele como por las principales fuerzas políticas, quienes durante el periodo conocido como “silencio electoral” y durante el día de las elecciones siguieron haciendo propaganda política.

“La Misión pudo comprobar múltiples instancias de publicidad electoral por parte de las principales fuerzas políticas. Asimismo, fue notoria la publicidad gubernamental promoviendo la gestión de gobierno en medios tradicionales, incluyendo el canal estatal. La MOE/OEA recibió de distintos actores múltiples reclamos y denuncias por uso electoral de los recursos públicos y los medios estatales”, citó el documento.

El informe además mencionó que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) abrió un proceso sancionador contra el presidente Bukele por irrespetar la veda propagandística.

Asimismo resaltaron otra serie de irregularidades que van desde retrasos generalizados a la hora de abrir los centros de votaciones, hasta el bajo nivel de capacitación por parte de los miembros de las Juntas Receptoras de Votos (JRV).

El informe preliminar del proceso, según el organismo estará listo en los próximos días, después de conocerse el cómputo oficial de las elecciones.

Hasta el momento un conteo preliminar de las autoridades electorales muestra que el partido Nuevas Ideas, fundado por el presidente Bukele y sus aliados, ha ganado alrededor del 70% de los votos para el Congreso.

Sin embargo, la distribución de escaños no se conocerá hasta un conteo final que tomará varios días. Aunque el mandatario salvadoreño ya ha publicado en su cuenta de Twitter un gráfico de cómo se observan los curules electorales a favor de su partido.

Preocupan los resultados

Algunos organismos nacionales e internacionales ya han mostrado su preocupación ante la tendencia de resultados, que le dan la mayoría al partido del gobierno.

El director de la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador, Miguel Montenegro, dijo que uno de sus temores es que con una mayoría en la Asamblea, se corre el riesgo de que la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, el Ministerio Público, la Corte de Cuentas y la Corte Suprema «se alineen con él».

Montenegro también agregó que estas inquietudes tienen su origen en que los primeros años de Bukele como presidente de El Salvador ha habido “situaciones que realmente dejan mucho que desear como la falta de transparencia, las denuncias de corrupción y el vocabulario de odio» que usa.

Pronunciamiento de EE.UU.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, emitió el martes un comunicado de prensa donde además de reconocer la participación masiva de los salvadoreños en las elecciones pese a la pandemia de COVID-19, también hizo un llamado a «todas las partes a que trabajen juntas para resolver pacíficamente cualquier inquietud restante sobre esta elección».

El documento hizo énfasis en que los resultados representan «las voces del pueblo salvadoreño» y que la estabilidad social, económica y política requiere el fortalecimiento de las instituciones democráticas de El Salvador, y «sus líderes políticos deben comprometerse a eliminar la corrupción, respetar la separación de poderes, aumentar la transparencia y respetar los derechos humanos, incluida la libertad de expresión», concluyó.

1 COMENTARIO

Comments are closed.