LA JORNADA

Huella de una mano en un foso de unos 1.000 años de antigüedad desconcierta a los arqueólogos en Israel

Se cuestionan si es algo simbólico o “una broma”

Huella de una mano en un foso de unos 1.000 años de antigüedad
La huella tallada en la pared de un foso antiguo en Jerusalén ha desconcertado a los arqueólogos.

Arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) han descubierto una misteriosa huella de una mano en la pared de un antiguo foso seco, utilizado para defender la Ciudad Vieja de Jerusalén del ataque de los cruzados.

La huella tallada a mano, que fue encontrada durante las excavaciones realizadas para un proyecto de ampliación de una carretera, ha desconcertado a los investigadores, que se cuestionan si es algo simbólico o “una broma”, según comunicaron en su cuenta de Facebook (perteneciente a Meta, calificada en Rusia como organización extremista).

Leer más: Descubren accidentalmente un fósil de pterosaurio con un detalle nunca antes visto

¿Están bromeando?

Mientras cavaban a lo largo de la calle Sultán Suleiman, entre la Puerta de Damasco y la Puerta del León, el equipo descubrió elementos de las fortificaciones de la ciudad y una intrigante huella de una mano tallada en la pared de un foso. Hasta la fecha, los arqueólogos no han descifrado su significado. “¿Simboliza algo? ¿Apunta a un elemento cercano específico? ¿O es solo una broma local? El tiempo lo dirá”, comentaron.

Huella de una mano en un foso de unos 1.000 años de antigüedad
La huella tallada en la pared de un foso antiguo en Jerusalén ha desconcertado a los arqueólogos

Una ciudad muy fortificada

Según Zubair Adawi, director de excavación de la AAI, el foso, que rodea toda la ciudad vieja, se remonta a unos 1.000 años, y su función era evitar que el enemigo que asediaba Jerusalén se acercara a las murallas e ingresara en la ciudad.

Leer más: Un buceador es decapitado en el primer ataque mortal de tiburón registrado en 2023 en México

“Los muros de fortificación anteriores que rodeaban la antigua ciudad de Jerusalén eran mucho más fuertes”, dice el Dr. Amit Re’em, director de la región de Jerusalén de la AAI. “Los ejércitos que intentaban capturar la ciudad en la Edad Media tuvieron que cruzar el foso profundo, y detrás de él, dos gruesos muros de fortificación adicionales, mientras que los defensores de la ciudad en los muros dejaban caer fuego y azufre sobre ellos”, describió Re’em.

Re’em también explica que, si esto no era suficiente, había túneles secretos en las fortificaciones, algunos de ellos descubiertos por los arqueólogos de la AAI en excavaciones anteriores, por los cuales “los defensores de la ciudad podían emerger en el foso y atacar al enemigo por sorpresa, y luego desaparecer de nuevo”.

Leer más: Descubren una taberna de 5.000 años de antigüedad con restos de comida en Irak

Huella de una mano en un foso de unos 1.000 años de antigüedad
La huella tallada en la pared de un foso antiguo en Jerusalén ha desconcertado a los arqueólogos.

Artículos Relacionados

Millones de habitantes en EEUU alertados ante llegada de elevadas temperaturas

Voz de America

Stoltenberg; Más de 20 aliados de la OTAN estarán gastando al menos el 2 % del PIB en defensa en 2024

Redaccion Central

Oposición de Venezuela denuncia “nueva ola de represión” con nuevos arrestos de sus líderes

Voz de America

Primer ministro israelí Netanyahu decide disolver el Gabinete de Guerra

Redaccion Central

Encuestas ven triunfo opositor en Venezuela con “una brecha muy grande” de votos

Voz de America

Bill Gates construirá la primera “instalación nuclear más avanzada del mundo”

Redaccion Central