LA JORNADA

Costa Rica hace frente a la violencia de los narcos tras la balacera mortal en un colegio

Unos sicarios asesinaron a un hombre el pasado lunes y dejaron otras cinco personas heridas, entre ellas, tres menores de edad

Costa Rica hace frente a la violencia de los narcos tras la balacera mortal en un colegio
La tasa de homicidios se ha disparado en el que durante muchos años se consideró el país más seguro de América Latina.

La balacera que acabó con la vida de un hombre y con tres niños hospitalizados el lunes de la semana pasada ha hecho que Costa Rica haya vuelto a poner en el centro del debate el problema de la violencia generada por el narcotráfico que en los últimos años ha aumentado considerablemente.

La tasa de homicidios se ha disparado en el que durante muchos años se consideró el país más seguro de América Latina. Tanto es así que 2023 fue el ejercicio más sangriento de su historia con 907 homicidios, según datos oficiales citados por Efe.

Así, la tasa nacional de homicidios se elevó desde el 12,5 por cada 100.000 habitantes de 2022, que ya había marcado un récord para el país centroamericano, hasta los 17,2 un año después.

Tiroteo en un colegio

El caso que conmocionó a todo el país sucedió el pasado 19 de febrero. Pasadas las 13:30 al menos dos sujetos dispararon contra un hombre de 25 años frente a la escuela Silvestre Grant Griffith en la comunidad de El Cairo de Siquirres.

La balacera, que dejó como víctima mortal al objetivo de los sicarios, apellidado Madrigal Jiménez, no reparó en el lugar tan sensible donde se encontraban y dejó otros cinco heridos, entre ellos tres menores de edad, de 11, 10 y 4 años.

La víctima, que murió en el acto, se encontraba en una motocicleta frente al centro educativo, presumiblemente recogiendo a un familiar, cuando fue disparado en repetidas ocasiones por otros dos sujetos a bordo de otra motocicleta, con la que inmediatamente después se dieron a la fuga, según recoge CRHoy.

La escuela ha cerrado sus puertas durante más de una semana, aunque este miércoles tienen previsto reanudar las clases.

Invasión del narcotráfico

La escalada de la violencia del crimen organizado se siente en las calles de un país en el que se está comenzando a convivir con asesinatos a plena luz del día, tiroteos y ajustes de cuentas entre las bandas rivales.

El país ha pasado de albergar 35 organizaciones criminales a 340 en tan solo diez años, según detalló el ministro de Seguridad Pública, Mario Zamora, el pasado octubre, muchas de ellas con estructuras sicariales.

En frente, la fuerza pública cuenta con 13.500 agentes, una cifra baja para un país como Costa Rica, según reconoció entonces el propio Zamora.

Además, la violencia desatada ya no tiene como víctimas tan solo a miembros de bandas rivales, sino que está comenzando a enfrentarse con las fuerzas del orden, como se vio con el asesinato de un policía durante un operativo contra el narcotráfico en la localidad turística de Herradura el pasado enero.

La economía afectada

En estas circunstancias la moneda local, el colón costarricense, está sufriendo una fuerte apreciación respecto al dólar, debido a que en los dos últimos años el país está sufriendo una inundación de dólares procedentes, según se estima, de las actividades relacionadas con el narcotráfico.

Que el valor del dólar disminuya, y lo ha hecho en un 25 % en 18 meses, supone un fuerte golpe para los sectores que reciben los ingresos de las exportaciones.

Incluso el Banco Central de Costa Rica (BCCR) admite, sin precisar más, que el 48 % de las divisas (1.708 millones de dólares) que penetraron en el país entre 2022 y 2023 son de procedencia desconocida, como informa CRHoy.

“Podría haber otras transferencias que incluyan transacciones ilícitas difíciles de detectar, que no se han podido estimar, pero podrían resultar cuantiosas. No podemos evadirlo porque tenemos los muertos para probarlo“, llegó a decir el pasado 12 de febrero la integrante del Consejo Nacional de Supervisión de Sistema Financiero, Sylvia Saborío, según recogió el Semanario Universidad.

La sospecha es que los delincuentes están aprovechando el sistema cambiario y otras actividades para el lavado de dinero.

¿Más mano dura?

Ahora la discusión se centra en las medidas que se deben tomar en el escenario actual. Por un lado se pide aumentar la inversión social y por otro endurecer las leyes, mirando de reojo la mano dura de El Salvador del presidente Nayib Bukele y su lucha contra las pandillas.

Se contemplan medidas como aumentar los tipos de prisión preventiva, disminuir las medidas alternativas a la privación de libertad, o juzgar a menores de edad como si fuesen adultos en el caso de sicariatos.

Artículos Relacionados

Bukele ofrece miles de pasaportes gratuitos de El Salvador

Redaccion Central

Nicaragua rompe relaciones diplomáticas con Ecuador

Redaccion Central

Bukele responde a crítica por nueva biblioteca financiada con fondos chinos

Redaccion Central

Bukele celebra las ‘vacas gordas’ del bitcóin con la opacidad intacta

Redaccion Central

Costa Rica repatría 395 bienes precolombinos desde EE.UU.

Redaccion Central

En Nicaragua se registran casi 8,000 nuevos casos de cáncer y más de 4,500 fallecimientos cada año por su causa

Redaccion Central