OEA pone más presión al gobierno de Ortega en Nicaragua: ¿Qué esperar?

0
Daniel Ortega, de 75 años, busca un cuarto mandato consecutivo en la votación de noviembre. Se enfrentará a candidatos de cinco partidos de derecha poco conocidos, los únicos certificados para participar por el organismo electoral del gobierno
La OEA aprobó el miércoles 20 de octubre de 2021 la resolución que insta «a realizar elecciones periódicas, auténticas y acciones para garantizar la separación de poderes, el estado de derechos, el pluralismo político y la alternancia en el poder». Foto Archivo.
200 años de salir adelante con optimismo

La democracia en Nicaragua es «un problema de todos» y es «una obligación institucionalizar» el país, dijo el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro.

«Es claro y notorio que el proceso [electoral] del 2021 no cuenta con las garantías mínimas para la celebración de comicios creíbles. Es notorio que hay presos políticos, es notorio que Nicaragua tiene que realizar unas reformas electorales imprescindibles», expresó Almagro en un video divulgado en sus redes sociales.

El gobierno de Daniel Ortega ha encarcelado a 37 líderes de la oposición, incluidos siete que buscaban postularse para la presidencia. Los acusa de «traición» o lavado de dinero.

Las declaraciones de Almagro llegan después de la aprobación el miércoles de una resolución de los países miembros que instan a la celebración de elecciones libres, con observación internacional y a la liberación de todos los presos políticos.

«Quiero saludar la aprobación de esta resolución (…) y el resultado de la votación (…) Demuestra el compromiso de los estados miembros [de la OEA] con la democracia, con los principios de la carta de la OEA (…) «La democracia en Nicaragua no es un problema sólo de los nicaragüenses, es un problema de todos», agregó Almagro.

El secretario general de la OEA reiteró el llamado de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que recientemente instó al gobierno de Daniel Ortega «a realizar elecciones periódicas, auténticas y tomar medidas necesarias para garantizar la separación de poderes, el estado de derechos, el pluralismo político, la alternancia en el poder y evitar que una misma persona se perpetúe en el poder».

Almagro además lamentó que no se aprovecharan «las oportunidades para fortalecer el proceso electoral» que tendrá lugar el 7 de noviembre en Nicaragua.

«El gobierno optó por el camino del autoritarismo, mintiéndole a la comunidad internacional respecto a su voluntad de trabajar para edificar un sistema electoral sólido», afirmó.

¿Ultimátum a Ortega?

Por el momento se desconoce qué opinó el gobierno de Ortega sobre la resolución aprobada el miércoles por la OEA.

La vicepresidenta y primera dama de la República, Rosario Murillo, se limitó el miércoles a resaltar la defensa de la soberanía nacional durante su discurso diario ante los medios oficiales.

«Nuestra soberana, orgullo de todos. La soberanía es esencia de nuestra identidad nacional, soberanía es identidad nacional», afirmó Murillo sin dar más detalles.

Denis Moncada Colindres, ministro de Relaciones Exteriores del país centroamericano, dijo recientemente que no quiere observación electoral de la OEA.

“Debo decirle claramente, la posición de nuestro Gobierno es no invitar a la OEA después de su participación en un golpe de Estado en Bolivia”, dijo Moncada en entrevista reciente con la Agencia Anadolu, durante una visita oficial a Turquía, en referencia a los reportes que ponían en duda el trabajo del organismo regional al evaluar los comicios bolivianos de 2019.

Moncada dijo que las autoridades electorales nicaragüenses ya se encuentran trabajando en las invitaciones que se dirigirán a personalidades expertas en materia electoral de diferentes países. Además, señaló que el proceso electoral se apega a lo que exige la Constitución Política de Nicaragua y las leyes electorales.

El proceso “contará con la libre participación de los partidos políticos legalmente constituidos, que tienen personalidad jurídica y que están participando de forma individual o en alianza”, dijo.

La resolución del miércoles es la segunda sobre Nicaragua que obtiene respaldo amplio del Consejo Permanente de la OEA.

Consultado por la Voz de América, el analista político Agustín Jarquín Anaya explicó que está resolución puede entenderse como un ultimátum para el gobierno sandinista.

«Tiene casi un carácter de ultimátum, ellos no lo dicen así, pero puede ser una interpretación política y no hay que dejar de observar que hace una referencia a la reunión de cancilleres que se va a celebrar en Guatemala. Se puede especular que los cancilleres van a tomar referencia», dijo el analista.

Los países advirtieron el miércoles que «si es necesario» adoptarán otras acciones en conformidad con la Carta de la Organización de Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana.

La 51 Asamblea General de la OEA está prevista para el 10 de noviembre, 3 días después de la fecha de los comicios en Nicaragua.

[Este informe contiene informaicón de Daliana Ocaña desde Nicaragua]